La ciudad de Midland y el Comité de patrimonio se han comprometido a descubrir el pasado. Según lo informado por la prensa de Midland, el cementerio es una fuente de gran patrimonio y tradición locales. La historia de la esposa de Guillermo Wilson y su entierro en la propiedad de la familia son prueba de ello. Wilson, un empleado del establecimiento naval en Penetanguishene también está enterrado en la propiedad. Al igual que varios miembros de la familia y los viajeros del camino de Penetanguishene que murieron en el área.

Para armar este rompecabezas, la ciudad de Midland solicitó un servicio de radar de penetración terrestre para llevar a cabo un mapeo de la zona utilizando la tecnología GPR. El objet4ivo era tratar de identificar cualquier anomalía superficial (cuerpos, ataúdes o lapidas) que pudieran ser enterradas en este cementerio.

Técnicos de GPR en Midland

Técnicos de GPR en Midland

Cementerio de Midland: La exploración

Una multitud comenzó a reunirse en el cementerio William Wilson Pioneer en Midland, Ontario, mientras que la empresa recolectó datos subsuperficiales usando radares de penetración terrestre. Entre los espectadores estaban el alcalde de la ciudad, el planificador, representantes del Comité de Patrimonio de Midland y algunos estudiantes. También hubo presencia de medios de comunicación locales.

Aunque se sospecha que William Wilson (que murió en 1870) y su esposa, Henrietta (fallecida en 1855) están enterrados en la propiedad, nadie está seguro de cuantas personas pueden estar enterradas en este sitio porqué no existen registros en la actualidad. Un vecino de la propiedad recuerda a ver visto alguna vez de seis a ocho lápidas en el lugar, pero ahora solo hay una. Perteneció a Esther Wood que murió en el año 1866 a la edad de 33 años. Algunos sospechan que pueden estar enterrados hasta 23 cuerpos en la propiedad.

Los rumores indican que William Wilson está enterrado en medo de 4 robles. Lo más similar que pudieron encontrar fue un área de 4 arboles de arce grandes en un cuadrado perfecto. Por un momento pensaron que el mito podía ser cierto, excepto por el tipo de árbol. Cuando escanearon la zona no consiguieron absolutamente nada. Los datos se analizarán con más detalle en un laboratorio, esto para asegurar que no se perdió nada. Utilizarán un software más avanzado que las herramientas usadas en el campo.

También podría interesarte:

Investigación de Molly Bish avanza con radar de penetración terrestre
Importante hallazgo de voluntarios en la guerra civil de 1936 en España
Monumento en honor a las Brujas de Salem
Fuente: Global GPR

Leave a Reply

WordPress Themes

No se puede copiar