Georadar

Esclarece crimen de su madre gracias a tecnología de rastreo

By Febrero 9th, 2020 No Comments

27 años después de presenciar el asesinato de su madre, lleva a su padre al juzgado acusándolo de asesinato.

 

Era un día normal, el 17 de septiembre de 1966 para la familia Keidel, integrada por 4 hijos, Lyle Eugene Keidel y su esposa. Ese mismo día Keidel decidió salir con su esposa, dejando a su hija mayor a cargo de sus hermanos menores.

Se hizo de noche ese día y al día siguiente los niños encontraron al Señor Keidel durmiendo en el sofá. Sin embargo, su madre esta desaparecida, es por esta razón que Keidel acude a la comisaria a reportar la desaparición. No obstante, el caso parece quedar hasta acá.

Llegó el mes de Enero y la familia presenció otra desgracia, su casa se quemo en su totalidad. En este terrible suceso fallecieron las 2 niñas mayores de la familia. El único varón y una de sus hermanas lograron sobrevivir. Fue un incendio sospechoso para las autoridades, pese a que nunca se levantó algún cargo.

También podría interesarte: Investigación De Molly Bish Avanza Con Radar De Penetración Terrestre

Transcurrieron 27 años, hasta que Lori Romaneck su hija sobreviviente se presento en el juzgado como testigo ante la desaparición de su madre. Señaló que recordaba una discusión fuerte con su padre y que este la golpeaba en la cabeza. Minutos más tarde, la Señora Dianne Keidel yacía en el suelo mientras su padre cavaba un agujero en el patio.

A los niños siempre se les prohibió jugar en el patio por bastante tiempo. Luego, el padre de la familia procedió a cubrir el patio con hormigón. Lori mantuvo este secreto durante años para evitar que su padre tomase algún tipo de represalia en su contra.

La investigación del crimen de Lyle Keidel

La policia acudió al lugar de los acontecimientos narrados por Lori. Un equipo multidisciplinario de oficiales, forenses y antropologos acudió a la escena. Fue entonces dónde utilizando un radar de penetración terrestre en el lugar dónde Lori señalaba encontraron “algo inusual”.  Hallaron una osamenta femenina, con ropa de la época de los años sesenta. Tras un largo análisis antropológico lograron llegar a la conclusión que era el cuerpo de la señora Keidel.

El 23 de septiembre de 1994, 28 años después, Lyle Keidel fue acusado de asesinato.

Un jurado encontró a Keidel culpable de asesinato en primer grado y lo condenó a cadena perpetua. La pena de muerte no era una opción en Arizona en el momento de su condena.

Lyle Eugene Keidel, condenado a prisión por haber el crimen de asesinar a su esposa.

Lyle Eugene Keidel, condenado a prisión por haber el crimen de asesinar a su esposa. Foto cortesía de la cadena: ABC15

Fuente: ABC15 

 

Leave a Reply

WordPress Themes

No se puede copiar