La evaporación rotatoria es un método suave y eficaz para la separación y purificación de líquidos. El principio básico de la evaporación rotatoria es que aumentar el área de superficie de una muestra y optimizar su temperatura y nivel de vacío permite que un solvente se separe efectivamente en el menor tiempo posible. Además, un condensador de enfriamiento (ya sea de hielo seco o recirculante) permitirá la recuperación del disolvente separado.

Las aplicaciones específicas de evaporación rotatoria incluyen:

  • Concentración de soluciones y suspensiones.
  • Cristalización o recristalización
  • Destilación y reciclaje de solventes
  • Síntesis química

Dos equipos separados se encuentran en el corazón de un sistema de evaporación rotatorio: un evaporador rotatorio y una bomba de vacío.

 Las consideraciones para seleccionar la bomba de vacío óptima incluyen:

  • Funcionamiento sin aceite con excelente compatibilidad química
  • Capacidad para procesar vapores húmedos
  • Máxima profundidad de vacío
  • Caudal en proporción al volumen del sistema
  • Opciones de recuperación de solventes tanto en la entrada como en la salida
  • Control ajustado de los niveles de vacío

Contáctenos para discutir las bombas KNF y su aplicación única con uno de nuestros expertos técnicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.